Quiero ser Socio

Artículos

  • Sexualidad | Sexo y salud

    Ejercicios para mejorar el rendimiento sexual

    En el país con mayor número de musulmanes del mundo donde se podría esperar que el sexo fuera tabú, gimnasios y salones de belleza tratan las relaciones sexuales...

Fuente: www.terra.cl

YAKARTA, junio 12.- En el país con mayor número de musulmanes del mundo, donde se podría esperar que el sexo fuera tabú, gimnasios y salones de belleza tratan las relaciones sexuales con la mayor naturalidad y, lo que es más sorprendente: ofrecen claves y ejercicios para mejorar el rendimiento en la cama.
No son sólo los más modernos gimnasios los que "entrenan" para obtener y ofrecer más satisfacción en los encuentros íntimos, también se apuntan a esta curiosa "educación sexual" los centros de masaje tradicionales, que transmiten a las jóvenes indonesias en edad casadera sabidurías ancestrales para seducir y complacer a sus maridos en el lecho.
En la moderna capital del país, una ciudad con 15 millones de habitantes con una aplastante mayoría musulmana, no es difícil encontrar en los gimnasios clases de "Body Language" ("lenguaje corporal"), un ejercicio similar al aerobic, originario en Estados Unidos, que tiene como objetivo reforzar los músculos que intervienen en el intercambio sexual.
Cuando una pregunta en un gimnasio de la ciudad en qué consiste el Body Language, la respuesta no tiene nada de recatada, "es para mejorar el rendimiento sexual", contestan.
Decenas de mujeres practican varias veces en semana estos ejercicios, no sólo con el objetivo de mejorar su forma física sino, sobre todo, buscando asombrar y satisfacer al máximo a sus parejas.
"Lo que hacemos son fundamentalmente ejercicios en los que intervienen la pelvis, los abdominales y los músculos vaginales, parar mejorar las relaciones sexuales", explica Noey, entrenadora de Body Language en varios gimnasios de Yakarta.
Según ella, el entrenamiento de los músculos y órganos que intervienen en la relación sexual consigue una mayor agilidad y fortaleza, que deriva en una mayor satisfacción. Además, los ejercicios que propone también ayudan a las mujeres a reforzar su musculatura vaginal para la retención de orina y facilitan el parto, argumenta.
"Muchas mujeres lo hacen", explica Noey: "no tienen ningún problema, porque las clases se hacen en lugares cerrados y además no participan hombres. Cuando se hacen en el exterior, hacemos más ejercicios de brazos y piernas y menos posturas sensuales", asegura esta joven profesora en la treintena, que tiene cuatro hijos y mantiene un cuerpo espectacular.Lo curioso es, al asistir a una clase, ver a mujeres musulmanas cubiertas con el velo haciendo ejercicios que incorporan posturas que se asemejan al acto sexual."Tengo muchas alumnas que llevan velo. No tienen ningún prejuicio. Sus maridos están contentos de que asistan a clase y aquí pueden venir con ropa que les cubre completamente, por lo que no hay problema. Además, saben que estos ejercicios mejoran su salud", afirma Noey.No todas se atreven a hablar de los "efectos" que tiene la clase y cómo ha cambiado sus vidas pero, según la entrenadora, "las que se atreven a hablar de ello me comentan a menudo que notan una mejoría en su vida sexual, están más en forma y tienen más energía, pero a muchas les da vergüenza hablar de ello".El entrenamiento para el sexo, en cualquier caso, no es una novedad en este país, donde se mezclan las costumbres de la religión islámica con tradiciones culturales autóctonas, como la javanesa, así como con otras creencias de tipo animista.

Ofertas para novios

El Taman Sari es una cadena de salones de belleza y gimnasios que se precia de tener su origen en los palacios de las familias reales de Java y ofrece terapias tradicionales y productos elaborados con recetas antiguas.Emma, portavoz de una de las sucursales, confirma que "ofrecemos un paquete especial de tratamientos para parejas que están a punto de casarse".Los tratamientos tienen como objetivo preparar a la pareja para una vida marital feliz y, en concreto, para una noche de bodas inolvidable.Entre las diferentes técnicas utilizadas está el Asmaragamba, un masaje que sirve para preparar la zona pélvica para las relaciones sexuales, con el objetivo de que la novia, en su primer intercambio, disfrute y haga disfrutar al máximo a su pareja."También llevamos a cabo preparación emocional, porque muchas están asustadas la primera vez", asegura Emma, que añade que "les enseñamos ejercicios para fortalecer los músculos que intervienen en las relaciones sexuales y también les explicamos lo que les gusta a los maridos y les enseñamos a no ser tan tímidas".
A los hombres, por otro lado, parece que no les hace falta que le expliquen cómo mejorar su actitud ni vencer su timidez, por lo que la preparación se limita a enseñarles ejercicios y a tratarles el cuerpo y el rostro para conseguir una mayor suavidad.

Fuente: EFE



volver

Newsletter

Ingresá tu nombre, e-mail y recibí periódicamente las últimas novedades.

Buzón de Sugerencias

Dejanos tu comentario.
Te responderemos a la brevedad.

© Copyright 2018 www.vitalite.com.ar - Todos los derechos reservados.
Desarrollado por OSMOSIS