Quiero ser Socio

Artículos

  • Deportes | Grupales

    Actividad física y fútbol

    El Fútbol es uno de los deportes más practicado en el mundo. Para jugarlo de la mejor manera y evitar lesiones debes tener en cuenta algunas sugerencias.

Sin ninguna duda, el fútbol es uno de los deportes más practicados en el mundo, siendo jugado en forma recreativa y competitiva por una gran parte de la población: chicos , adolescentes y adultos, sin olvidarse que ahora también lo practican las mujeres.

En los tiempos que vivimos, el trabajo, el stress y las obligaciones nos llevan a la necesidad de realizar una actividad física que permita recrearnos y mejorar nuestra salud psico-física, optando por ir a un gimnasio, nadar, correr, caminar o practicar un deporte: en este caso es muy común jugar 1 ó 2 veces por semana, siendo una opción muy requerida por el adulto masculino, ya que da placer y es divertido jugarlo. Es mi intención que esa práctica deportivo-recreativa sea beneficiosa para la salud y no perjudicial; para que sea así hay que tener en cuenta algunos principios básicos. En primer término es importante saber si estamos bien de salud, hacer un chequeo médico. La condición física va estar dada por la frecuencia y tiempo dedicado a la práctica deportiva. Para jugar al fútbol se necesita, aparte de cierta habilidad, tener resistencia aeróbica, velocidad, fuerza y flexibilidad. Todo esto lo vamos adquiriendo con un entrenamiento apropiado y teniendo algunas cosas presentes, como por ejemplo:

La entrada en calor: Es el momento previo al partido donde se realizan movimientos pre-competitivos: trote, saltos, giros, cambios de ritmo, pases, lanzamientos con el balón, y ejercicios de flexibilidad del tren inferior; la duración mínima debe ser de 10 minutos.

El juego: Tiene la particularidad de ser intermitente en las acciones y los ritmos, no saber regular el esfuerzo puede provocar un agotamiento prematuro y la consecuencia de realizar malos movimientos es sufrir lesiones.

La elongación: Después del partido es muy importante para relajarnos y estirar los músculos trabajados durante el partido, en especial los del tren inferior, la duración debe ser por lo menos de 10 segundos por músculo.

El entrenamiento: Fuera de lo que son los partidos, sería un complemento ideal, no siempre se puede, pero es de gran ayuda para adquirir una buena condición física, y mejor desempeño en los partidos. Todo lo que hay que hacer es entrenar la resistencia aeróbica y la flexibilidad, caminando o trotando durante una hora (dentro de esta hora se puede combinar el trote con la caminata), y elongando antes y después de la actividad no menos de 5 minutos; la frecuencia semanal varía de acuerdo a los partidos que se jueguen. Mínimo hay que completar tres días de actividad física y en lo posible que no coincidan los días de entrenamiento con los partidos (tengamos en cuenta que estamos hablando de un nivel recreativo).

Como verán no es tan complicado y es un aporte al mejoramiento de nuestra salud y aptitud física.

Hacer actividad física es muy bueno y si lo podemos hacer por medio de un deporte, en este caso el fútbol, mucho mejor, donde vamos a lograr una combinación de aptitud física y placer por el juego.

Próximamente, más información sobre preparación física del fútbol.

Profesor Cristian Leguizamón
Preparador Físico de Fútbol

volver

Newsletter

Ingresá tu nombre, e-mail y recibí periódicamente las últimas novedades.

Buzón de Sugerencias

Dejanos tu comentario.
Te responderemos a la brevedad.

© Copyright 2014 www.vitalite.com.ar - Todos los derechos reservados.
Desarrollado por OSMOSIS